BaRRa de Pintxos incrementa un 30% la facturación de sus establecimientos gracias al cambio de imagen

/COMUNICAE/

Está finalizando las últimas obras para que todos los locales hayan adoptado la nueva decoración a principios de año. Se trata de una fuerte apuesta dentro del plan estratégico de la compañía para mejorar sus resultados

La cadena de restaurantes y cervecerías BaRRa de Pintxos ha incrementado la facturación un 30% gracias al restyling que está llevando a cabo desde hace algunos meses en los establecimientos de la enseña.

Actualmente se encuentra terminando las últimas obras de adaptación, con el objetivo de que a primeros de año la totalidad de la red opere bajo la misma imagen. En estos momentos la empresa está a punto de estrenar la renovación de su primera franquicia en Sanchinarro y está completando el acondicionamiento de la nueva terraza climatizada del restaurante de Narváez, para finalizar con el local de Montecarmelo que estará listo en febrero.

Este cambio se engloba dentro del plan estratégico de BaRRa de Pintxos en su apuesta por la imagen, siempre actual y vanguardista, a la vez que por la mejora continua de la rentabilidad de sus unidades. Un objetivo que ha conseguido con un fuerte impulso en las ventas de cada una de las unidades que ya cuentan con la nueva decoración y que espera conseguir en los locales que aún no la tienen.

La firma ha apostado por un diseño más moderno y funcional, bajo un estilo que aporta a los locales siempre un ambiente acogedor. Espacios pensados para disfrutar en compañía de familiares y amigos, que cada vez cuentan con más adeptos y un alto nivel de fidelidad entre su clientela habitual.

En el plano de desarrollo la compañía pretende consolidar su presencia en el mercado madrileño con la intención de continuar su expansión en Madrid capital e introducirse en el noroeste de la región para implantar su modelo de negocio en Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Las Rozas y Boadilla del Monte.

Fuera de Madrid, la enseña espera implantarse en las principales ciudades españolas, con especial hincapié en Levante y Andalucía.

La cadena comercializa un modelo de negocio plenamente testado. Una franquicia de fácil operativa y alta rentabilidad, pensada para un perfil emprendedor o inversor que requiere una inversión a partir de 150.000 euros.

Desde que comenzó su actividad, BaRRa de Pintxos ha logrado hacerse un hueco en el competitivo sector de la restauración gracias a un concepto diferencial. Una amplia oferta gastronómica a base de pintxos, tapas y raciones, elaborados en el momento con el valor añadido de una cocina con horario ininterrumpido.

Fuente Comunicae

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *